Blog de Asesoría Duart Ferrís. Asesoría de empresas en Benifaió (Valencia)

CIRCULAR ABRIL 2016. RESPONSABILIDAD DE LAS PERSONAS JURÍDICAS

Estimado Cliente:

Le adjuntamos una nueva circular relativa a la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Como recordará, se remitió una comunicación en la se les informaba sobre las novedades existentes en el campo de la responsabilidad penal y la posibilidad de que se les prestara un servicio de confección e implementación de un manual de prevención penal. Les volvemos a remitir una nueva circular ampliando y actualizando dicha información. En caso de estar interesados en recibir una visita del despacho SQUADRA ABOGADOS SLP con la finalidad de información de este tema (sin compromiso ni coste, pueden ponerse en contacto con el despacho (gestor del departamento fiscal o gestor de nóminas-laboral) y en unos días recibirán una llamada del mencionado despacho para concertar una visita en su empresa.

Atentamente,

Francis Ferrís Duart

Circular Resp. Penal Jurídicas Duart 21042016

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes

Atención casero, un ejemplo práctico de los gastos que te puedes deducir en la renta

FUENTE: ELCONFIDENCIAL.COM

Seis de cada 10 españoles desconocen los beneficios fiscales relacionados con la vivienda. Un desconocimiento que lleva a muchos de ellos a no beneficiarse al máximo de las desgravaciones en la declaración de la renta. Es el caso de los arrendadores, es decir, los caseros que obtienen ingresos por el alquiler de una vivienda. Caseros a los que, por otra parte, la Agencia Tributaria sigue muy de cerca, dado que ha comenzado a vigilar a aquellos propietarios que han anunciado el alquiler en diferentes medios publicitarios, incluido internet, y que deberán declararlo si han percibido ingresos por este concepto.

entos que todo propietario que alquila está obligado a declarar, pero que van “más allá de la simple suma de las rentas obtenidas por el arrendamiento”, tal y como aseguran desde Alquiler Protegido, que enumera hasta siete tipos de gastos que se pueden deducir de los ingresos anuales obtenidos:

1.- Los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición o mejora de los bienes o derechos y demás gastos de financiación. O lo que es lo mismo, los intereses producidos por créditos que se abonen por la compra de la vivienda.

2.- Los tributos y recargos no estatales, así como las tasas y recargos estatales: IBI, tasa de basuras, alumbrado…

3.- Las cantidades devengadas por terceros en contraprestación directa o indirecta como consecuencia de servicios personales, tales como administración, vigilancia, portería o similares.

4.- Los ocasionados por la formalización del arrendamiento, subarriendo, cesión o constitución, y los de defensa de carácter jurídico relativos a los bienes, derechos o rendimientos.

5.- Los saldos de dudoso cobro, siempre que esta circunstancia quede suficientemente justificada.

6.- Los gastos de conservación y reparación.

7.- El importe de las primas de contratos de seguro, bien sean de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga, sobre los bienes o derechos productores de los rendimientos.

8.- Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono).

9.- Las cantidades destinadas a la amortización del inmueble en las condiciones establecidas reglamentariamente.

Un ejemplo práctico

Supongamos una vivienda que fue adquirida por 100.000 euros, utilizando para ello financiación bancaria, esto es, una hipoteca. Por el alquiler de este piso, el casero ha obtenido unos ingresos anuales de 10.000 euros. De ese rendimiento neto se pueden deducir, como gastos, las siguientes cantidades:

1.- Para la formalización del arrendamiento se han utilizado los servicios de un abogado, al que se han abonado unos honorarios que ascienden a 150 euros. “Dicho importe es susceptible de incluirlo como gasto deducible”, asegura Alfredo García, director de Alquiler Protegido.

2.- Para la adquisición de la vivienda en alquiler se ha utilizado financiación de terceros, y se está abonando al banco un importe por intereses para la amortización de dicho préstamo de 200 euros anuales. “Ojo, son los intereses, no el capital. Normalmente es el banco el que facilita este tipo de información”, aclara García.

3.- Durante la vida del arrendamiento, el inmueble puede sufrir deterioros o averías. Los gastos en la conservación también son objeto de deducción en la renta anual obtenida, actuando como límite el importe de los rendimientos íntegros obtenidos. El exceso se podrá deducir en los cuatro años siguientes. “En nuestro ejemplo, se realizan obras de reparación de unas goteras por importe de 100 euros”, explica el cofundador de Alquiler Protegido.

Foto: Corbis.

4.- También el propietario debe afrontar una serie de pagos en cuestión de tributos y tasas municipales. Dependiendo de lo pactado en el contrato de arrendamiento y de quién se haga cargo de los mismos, el propietario podrá deducir los rendimientos obtenidos. “Ejemplos de impuestos y tasas podemos citar el IBI, la tasa de basuras o el alcantarillado. Pongamos que el IBI asciende a 300 euros, la tasa de basuras a 30 euros y alcantarillado a 20 euros”, apunta Alfredo García.

5.- “Tampoco podemos olvidar que por diversas causas, el inquilino puede dejar de cumplir su obligación de pago. En estos casos, también es posible su deducción, siempre que el deudor se encuentre en situación de concurso o siempre que entre el momento de la primera gestión de cobro realizada por el contribuyente y el de la finalización del periodo impositivo hubiesen transcurrido más de seis meses y no se hubiese producido la renovación del crédito. Si el saldo de dudoso cobro fuera cobrado posteriormente a su deducción, se considerará como ingreso en el ejercicio en el que se produzca el cobro”, explican fuentes jurídicas de Alquiler Protegido. En este ejemplo se deben desde hace más de seis meses 833,33 euros correspondientes a la mensualidad de enero.

6.- Si se diera el caso de que el inmueble formara parte de, por ejemplo, un complejo urbanístico, también se podrían descontar las cantidades abonadas en servicios personales, tales como administración, vigilancia, portería o similares. En este ejemplo se han pagado por concepto de administración 50 euros.

7.- Conforme pasa el tiempo, la vivienda sufre una depreciación efectiva que se calcula de manera objetiva aplicando un 3% sobre el mayor de los siguientes valores: el coste de adquisición satisfecho o el valor catastral, sin incluir el valor del suelo. En el ejemplo, el mayor de ambos valores son los 100.000 de la compraventa, con lo que la cantidad a aplicar como gasto ascendería a 3.000 euros (el 3% de 100.000 euros).

8.- “El propietario, a la hora de alquilar su vivienda, busca ante todo seguridad y tranquilidad. En Alquiler Protegido contamos con una amplia variedad de seguros que cubren desde impago de rentas o suministros, hasta actos vandálicos y defensa jurídica. En nuestro ejemplo se ha contratado un seguro que cubre la defensa de las responsabilidades anteriormente citadas. Las primas satisfechas fueron de 200 euros, siendo esta cantidad deducible de los rendimientos íntegros del capital inmobiliario”, explica Alfredo García.

Resumen de deducciones

En este ejemplo, los ingresos por alquilar la vivienda ascienden a 10.000 euros a los que hay que descontar los gastos, 5.117 euros (150+200+100+300+30+20+833+50+3000+200), con lo que obtenemos un rendimiento neto de 4.883 euros.

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) establece que en los supuestos de arrendamiento de bienes inmuebles destinados a vivienda, el rendimiento neto positivo se reduzca en un 60%.

“A partir del 1 de enero de 2015, se suprime la exención del 100% en los arrendamientos a menores de 30 años. Los arrendadores tan solo podrán practicar una reducción del 60% al rendimiento neto por el arrendamiento de vivienda, sin importar la edad de los inquilinos“, recoge el Portal de Vivienda de la Comunidad de Madrid.

En el ejemplo, la reducción ascendería a 2.929,80 euros (que es el resultado de aplicar el 60% a los 4.883,00 euros) y el rendimiento obtenido por el alquiler de la vivienda de 1.953,20 euros (4.883 menos 2.929,80). “Como podemos ver, el tratamiento que ofrece el IRPF al arrendamiento es bastante benévolo”, explican desde Alquiler Protegido.

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes

Renta 2015: ¿quién mantiene el beneficio fiscal por compra de vivienda?

Fuente: CINCODIAS.COM

Sólo pueden disfrutar de la famosa desgravación fiscal por compra de vivienda habitual aquellos contribuyentes que adquirieron su casa antes del 1 de enero de 2013, dado que este incentivo fiscal quedó eliminado a partir de esa fecha. Así, quienes hayan comprado en 2013, 2014 o 2015 ya no tienen derecho a deducirse por ese gasto.

Por tanto, los que efectuaron la compra de una vivienda o realizaron algún pago para su construcción antes de 2013 pueden deducirse el 15% de las cantidades satisfechas con un límite máximo de 9.040 euros anuales y obtener así una devolución de hasta 1.356 euros. Entre las cantidades a desgravar se debe incluir el capital amortizado, los intereses satisfechos y los gastos derivados de la financiación.

Si se trata de matrimonios o parejas que declaran de forma conjunta, el máximo deducible es de 9.040 euros para la unidad familiar. Evidentemente se puede amortizar más, pero ya sin desgravación en el IRPF.

  • Un ejemplo práctico

Si en el ejercicio completo la factura de la hipoteca asciende a 10.000 euros (sumando las cantidades abonadas durante los 12 meses de enero a diciembre), cada miembro de la pareja podrá desgravarse el 15% de 5.000 euros. Esto es, que Hacienda le devolverá 750 euros a cada uno en la declaración. Pero si ambos quieren desgravar el máximo posible (1.356 euros), cabe la posibilidad de amortizar hipoteca antes del 31 de diciembre. Si el tope de la deducción son 9.040 euros, multiplicado por dos son 18.080 euros. Si ya han pagado 10.000 euros, tendrían que amortizar otros 8.080 euros para poder recibir el máximo de 1.356 euros cada uno.

  • Deducción por obras de rehabilitación

Lo invertido en la ampliación o rehabilitaciónde la casa tiene determinadas limitaciones. Los pagos por estos conceptos, en obras iniciadas antes de 2013, tendrán derecho a la deducción del 15% siempre que las obras finalicen antes del 1 de enero de 2017. Y deberán ser reformas relacionadas con la mejora de la eficiencia energética (como instalar paneles solares o mejorar el aislamiento de ventanas) o la sustitución de instalaciones de luz, gas o agua. En el caso de obras o instalaciones de adecuación de la vivienda habitual por razón de discapacidad, la deducción se amplía al 20%, sobre la base máxima de 9.040 euros anuales.

La casilla correspondiente a la deducción por inversión en vivienda es la 614 y siguientes.

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes

Los 10 errores más habituales en el borrador de la Renta 2015

Fuente: EXPANSION.COM

Estas son algunas de las claves para no cometer errores en el borrador de la Renta 2015. Gran parte de los errores que se cometen suelen tener relacion con las deducciones por alquiler o la compra de una vivienda, modificaciones en el estado civil o subvenciones públicas

Las prisas por cobrar la devolución y confirmar el borrador de inmediato pueden jugar malas pasadas. Según estimaciones del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), uno de cada tres borradores no es correcto por errores, omisiones e imprecisiones que pueden impedir beneficiarse de las reducciones y deducciones fiscales.

Estos profesionales aconsejan dedicar al menos una hora a repasar el borrador antes de validarlo.

Estos fallos y omisiones perjudican especialmente a quienes no cuentan con asesores fiscales, a lo que se suma que la atención personalizada a través del servicio de cita previa de la Agencia Tributaria no empieza hasta cinco semanas después del comienzo de la campaña.

El 75% de las declaraciones que se presentan dan como resultado una devolución, y la necesidad de cobrarla rápido provoca que no se revisen ni se rectifiquen los borradores emitidos por la Agencia Tributaria (AEAT) que, en muchos casos, no dispone de toda la información necesaria para incluir numerosas deducciones en la declaración”, advierte Gestha en un comunicado.

Éstos son los diez más frecuentes:

1. Cambios en el estado civil, nacimiento, defunción o minusvalía

Conviene prestar especial atención a que los cambios en el estado civil aparezcan reflejados en el borrador, así como las defunciones y, sobre todo, los nacimientos, ya que estos conllevan la posibilidad de perder deducciones familiares. Igualmente, deben tenerse en cuenta las situaciones de minusvalía tanto personales como familiares.

En caso de nacimiento en 2015 el importe a devolver puede aumentar entre 1.200 y 2.400 euros adicionales en caso de familia numerosa general o especial o declaración de discapacidad. No podrán obtener esta deducción los que ya hayan cobrado el abono anticipado durante 2015. Es conveniente comprobar que la deducción por maternidad está correctamente consignada.

Respecto a los mínimos por descendientes, un error bastante frecuente es incluir en el borrador a un hijo que ha realizado pequeños trabajos que le han reportado rentas superiores a 1.800 euros si éste presenta declaración. Los técnicos recomiendan que los hijos en esta situación no presenten la declaración si no están obligados, ya que esto puede hacer que la devolución a obtener sea menor que el beneficio de incluirlo.

Finalmente, hay que incluir en el borrador las deducciones de las comunidades autónomas han previsto para estas y otras circunstancias familiares.

2. ¿Declaración individual o conjunta?

A la hora de hacer la declaración de la renta hay que elegir siempre tributar por la opción más ventajosa para la economía familiar, aunque la AEAT haya marcado ya previamente la casilla que crea conveniente. Es decir, si estás casado hay que analizar si es más beneficioso fiscalmente hacerla de forma individual o conjunta.

Asimismo, en los casos de separación o divorcio deben reflejarse las pensiones compensatorias entre cónyuges y las anualidades por alimentos de los hijos siempre que no haya derecho a percibir mínimos por descendientes, ya que ambas aumentan el importe a devolver.

3. Deducciones autonómicas

En la mayoría de los casos las deducciones autonómicas son desconocidas por los contribuyentes y pueden reportarnos importantes beneficios fiscales que perderemos si validamos con prisa el borrador. Normalmente tienen que ver con los gastos de enseñanza o estudios, por determinados donativos o autoempleo.

4. El fin de la deducción por alquiler no es para todos los casos

Si se está pensando en cambiar de vivienda en alquiler, con la firma de un nuevo contrato se puede perder hasta un máximo de 909 euros de la deducción estatal por arrendamiento de vivienda habitual.

El fin de la deducción estatal por el alquiler de la vivienda habitual sólo afecta a los que firmaron sus contratos a partir del 1 de enero de 2015. Si el contrato es anterior a esa fecha este año también es deducible en un 10,05% las cantidades satisfechas siempre que la base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

No hay que olvidar incluir la deducción autonómica por el alquiler, más elevada que la estatal, para determinados colectivos más o menos amplios, que está en vigor en todas las comunidades autónomas salvo Baleares, Murcia y La Rioja.

5. La deducción por compra de vivienda todavía sigue

En el caso de la deducción por compra de vivienda habitual, sólo ha desaparecido para los contribuyentes que la adquirieron a partir del 1 de enero de 2013. Hay que comprobar que esta deducción consta en la declaración, ya que en algunos casos, por errores de la entidad financiera no figuran datos del préstamo hipotecario. También conviene revisar el importe, para lo que nos debemos asegurar si existen primas por seguros de vida o incendios vinculados a las hipotecas que sumar al cálculo.

También debe revisarse que el importe de hipoteca se ha dedicado al 100% a financiar la vivienda habitual, porque si se ha pedido una ampliación de hipoteca para otra finalidad diferente hay que ajustar el porcentaje que exclusivamente financia la inversión en la vivienda habitual para evitar un revisión de Hacienda que reclamará la diferencia y, además, sancionará.

6. Rendimientos del trabajo: dos comprobaciones

Para los rendimientos derivados de nuestro trabajo, los técnicos aconsejan hacer dos tipos de comprobaciones: Respecto a los ingresos, pueden existir algunos que no consten en el borrador, como es el caso de los pensionistas retornados que cobran de la Seguridad Social extranjera, la cual envía los datos a la Administración española con bastante retraso, o el de las empleadas del hogar.

Algunos gastos deben ser incluidos directamente por el contribuyente: cuotas sindicales, los gastos en defensa jurídica, así como la indicación de que, estando desempleado, se ha aceptado un trabajo que haya obligado a cambiar el municipio de residencia o si se es trabajador activo discapacitado.

7. Viviendas y locales vacíos

Las viviendas y locales vacíos generan lo que se denomina imputación de rentas inmobiliarias, un hipotético ingreso que se estima en un porcentaje del valor catastral del inmueble. Hay que comprobar que estas imputaciones son correctas, pues a veces la AEAT incluye viviendas que ya no son de nuestra propiedad o en las que vive el excónyuge.

8. Ganancias patrimoniales

En muchas ocasiones los contribuyentes olvidan declarar las ganancias patrimoniales, lo que hace que tenga que ser la Agencia Tributaria quien las liquide después, lo que lleva aparejado su correspondiente sanción. Esto suele pasar, sobre todo, con las ventas de inmuebles o acciones, ayudas oficiales del Plan PIVE para compra de un vehículo o con las ayudas por compra de vivienda.

También hay que anotar en el borrador si se opta por la exención de las ganancias de la venta de vivienda habitual o de acciones, a condición de reinvertir todo el importe obtenido en una nueva vivienda habitual o de acciones, respectivamente.

9. Donaciones

Otras deducciones importantes que muchas veces no se incluyen en el borrador son las de afiliación a algún partido político o las correspondientes a donativos, aunque estas últimas ya deben constar en el borrador o en los datos fiscales, pues los receptores deben presentar la correspondiente declaración.

Conviene recordar las donaciones del pasado año, porque para que las deducciones se incluyan en la declaración, la entidad debe tener los datos identificativos de quien dona y suministrarlos a la AEAT.

Esta omisión puede hacer perder una deducción por donativos a ONGs incluidas en la Ley 49/2002, que la reforma fiscal ha incrementado a un 50% para los primeros 150 euros donados y al 27,5% para el resto de aportaciones, si bien el porcentaje puede ascender al 32,5% si la cantidad donada en 2015 y los dos años anteriores es igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

En cambio, la deducción será del 10% si la donación se ha realizado a fundaciones legalmente reconocidas o a asociaciones de utilidad pública distintas de las anteriores.

10. Plan de Pensiones

Aunque la gestora del Plan de Pensiones debe suministrar estos datos a la AEAT para que los incluya en el borrador, es importante comprobar que son correctos.

Deben tenerse en cuenta las reducciones que transitoriamente se han aprobado si se rescata en forma de capital, bien por jubilación, invalidez, dependencia, desempleo de larga duración, enfermedad grave y, con carácter temporal desde el 15 de mayo de 2013 hasta 14 de mayo de 2017, por un procedimiento de ejecución sobre la vivienda habitual.

Asimismo, hay que presentar declaraciones complementarias, reponiendo las reducciones en la base imponible practicadas e incluir los intereses de demora, en aquellos casos distintos a los citados en los que excepcionalmente se haya dispuesto total o parcialmente de estos derechos consolidados.

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes

La ayuda de 1.200 € en la Renta no llega a los padres separados con pensión alimenticia

Fuente: ELCONFIDENCIAL.COM

Gestha, la organización de Técnicos de Hacienda, advierte a los separados y divorciados con la custodia en exclusiva y derecho a prestación de alimentos de que no la pueden cobrar

La organización de Técnicos de Hacienda GESTHA alertó el pasado miércoles de que las madres y padres que están separados o divorciados, tienen la custodia en exclusiva de sus hijos y derecho a una prestación de alimentos, están excluidos de las ayudas de 1.200 euros anuales previstas por Hacienda para las familias numerosas (un hogar monoparental con más de un hijo se considera así) o con personas con discapacidad.

Según explica el portavoz de la organización José María Mollinero a Europa Press, se trata de las ayudas nacidas con la última reforma fiscal y pensadas para las familias numerosas o con miembros con discapacidad, que desde el año pasado pueden cobrarse con un abono anticipado de 100 euros al mes, opción que eligió “buena parte de los ciudadanos” afectados, o de forma acumulada en la campaña de la Renta.

El problema, conforme señala, es que estas ayudas tienen “una letra pequeña” que no se ha estado leyendo: Las madres o padres separados, con la custodia en exclusiva y derecho a prestación de alimentos no la pueden cobrar. “Hemos detectado que en el segundo semestre de 2015 se empezaron a abonar estas cantidades sin que se exigiera la verificación de esos requisitos porque había un interés por realizar el abono anticipado a todas las personas que lo solicitaban”, afirma.

En esta línea, indica que “buena parte de los ciudadanos afectados reclamaron la ayuda con abono anticipado y la han estado obteniendo y los requisitos en el caso de las madres separadas con dos hijos no se estaban comprobando por parte de la administración tributaria esa letra pequeña por la cuel, si los hijos tienen derecho a pensión de alimentos, no da derecho”.

“Esto ha llevado a percatarse ya demasiado tarde, porque estas personas lógicamente han solicitado estas ayudas y las han obtenido y si presentan la declaración tendrán que ingresar lo indebidamente percibido”, señala Mollinero, para advertir de que si bien los datos de la manutención de los hijos no saltan en la declaración, si Hacienda decide verificar con posterioridad la declaración, “podría exigir el reintegro e incluso imponer una sanción”.

Las mujeres, las más perjudicadas

En cuanto al volumen de afectados, Gestha habla en términos potenciales y señala a las mujeres como las más perjudicadas. Calcula, a partir de los 337.000 hogares monoparentales con dos hijos menores que existen en España y considerando que en el 73,1% de las separaciones de 2014 la custodia fue para la mujer, que unas 253.000 madres separadas o divorciadas con hijos menores no tendrán derecho a esta ayuda. “Es un nuevo jarro de agua fría para las mujeres, que actualmente cobran de media 4.620 euros menos que los hombres”, según los datos de Gestha. Entre los hombres, calcula que serán 16.000 los afectados.

Por otra parte, Gestha alerta de que los parados sin prestaciones y las personas sin ingresos también quedan fuera de estas ayudas fiscales por familia numerosa o discapacidad, lo cual, según Gestha, es un contrasentido, ya que no se favorece a quienes más las necesitan “máxime en un momento en el que en España hay 1,57 millones de hogares con todos sus miembros en paro”.

Por ello, los Técnicos de Hacienda solicitan al próximo Gobierno que apruebe “una norma retroactiva que permita a estos padres y madres separados percibir estas ayudas que por lógica les corresponderían”. Al mismo tiempo, piden que no se paralice ninguna devolución de renta ni se realice ningún requerimiento fiscal por esta circunstancia hasta que no se constituya un nuevo Ejecutivo que pueda adoptar una decisión firme al respecto.

Asimismo, el colectivo pide a las administraciones que las ayudas sociales se paguen solo a quienes realmente lo necesiten según el nivel de ingresos que tengan para evitar estas “situaciones de desequilibrio” que caracterizan al sistema fiscal español.

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes

Despido improcedente ¿Cuánto me corresponde por indemnización?

Fuente: EXPANSION.COM

Un cambio significativo de la reforma laboral de 2012 fue la reducción del importe de la indemnización, en caso de despido improcedente, de 45 a 33 días por año trabajado.

Si fue relevante la reducción del número de días a abonar por cada año de servicio, no lo fue menos la reducción del importe del tope máximo de la indemnización.

Así, el monto de la indemnización, con anterioridad a la reforma, no podía ser superior a 42 mensualidades de salario. Tras la reforma, el tope de indemnización se situó en 24 meses de salario o, como establecía la nueva ley, a 720 días de salario.

El problema surgió con la interpretación a efectuar en el caso de trabajadores que hubieran comenzado a prestar sus servicios antes del 12 de febrero de 2012.

La Ley estableció un régimen transitorio para aquellos trabajadores que hubieran prestado servicios antes del 12 de febrero de 2012. La antigüedad generada antes de la reforma se computaba a 45 de salario por año y, si no alcanzaba el tope de 720 días, seguía devengando indemnización a partir del 12 de febrero de 2012 a razón de 33 días por año hasta llegar al tope de 720 días.

La polémica se suscitó por aquellos trabajadores que habían prestado sus servicios con anterioridad a febrero de 2012 y habían acumulado, antes de la reforma y en función de su antigüedad, más de 720 días de indemnización, sin llegar a las 42 mensualidades.

La mayoría de la doctrina y los profesionales del derecho entendimos que cuando la antigüedad anterior a febrero del 2012, había generado una indemnización superior a 720 días, sin alcanzar las 42 mensualidades, el derecho a los días de indemnización consolidados se respetaba a efectos indemnizatorios, sin que pudiera ser incrementado.

Sin embargo, el Tribunal Supremo en su sentencia de 29 de septiembre de 2014, consideró que si a 12 de febrero de 2012 la indemnización generada era inferior a 42 mensualidades, pese a superar los 720 días, se seguía generando indemnización por el período posterior -a razón de 33 días de salario por año- hasta alcanzar el tope máximo de 42 mensualidades.

Esta sentencia, que generó una absoluta confusión en el mercado, ha sido enmendada por la sentencia de 18 de febrero de 2016, en la que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha clarificado su doctrina respecto a la indemnización por despido improcedente aplicable a los contratos celebrados con anterioridad al 12 de febrero de 2012, unificando doctrina, en los términos que se exponen a continuación:

a) Cuando se tomen en cuenta periodos de servicios anteriores y posteriores al 12 de febrero de 2012, el importe del tope de la indemnización no podrá ser superior a 720 días de salario.

b) De manera excepcional, este tope de 720 días deja de aplicarse en los casos en que por el periodo anterior a 12 de febrero de 2012 ya se ha devengado un número de días superior, siempre que no supere las 42 mensualidades.

c) Si los 720 días indemnizatorios se superan atendiendo a los servicios anteriores a 12 de febrero de 2012, se estará a lo devengado en esa fecha, sin que pueda superar las 42 mensualidades.

d) Quienes a 12 de febrero de 2012 no habían alcanzado los 720 días, siguen devengado indemnización por el periodo posterior (a razón de 33 días por año de servicio), sin poder superar los 720 días.

En conclusión, si he trabajado antes del 12 de febrero de 2012 y mi antigüedad a esta fecha produce una indemnización superior a 720 días, se me respeta dichos días de indemnización hasta las 42 mensualidades. A partir del 12 de febrero de 2012 la nueva antigüedad no genera más días de indemnización, aunque no llegue a las 42 mensualidades, puesto que queda congelada.

  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Twitter
  • Technorati
  • Netvibes