El Gobierno facilita la financiación a las pymes e impulsa el micromecenazgo

Fuente: Levante-EMV

El Gobierno estableció ayer un plazo de al menos tres meses para que la banca avise a las pymes sobre un recorte en su financiación de un 35 % o más, y ha definido los tipos de inversores institucionales o minoristas para proyectos de micromecenazgo o crowfunding

Las compañías podrán obtener de la entidad crediticia gratuitamente y en un plazo de diez días información sobre su posición financiera, historial de pagos, extracto y calificación crediticia, de acuerdo con la metodología específica para pymes que desarrollará el Banco de España, para que así puedan irse a otra entidad de crédito. Las pymes podrán solicitar estos datos en cualquier otro momento y de forma incondicionada, petición que deberá atenderse en el plazo de 15 días y a un coste reducido.

los minoristas podrán invertir hasta un máximo de 10.000 euros anuales, y no más de 3.000 por proyecto. Los más cualificados, sean particulares o empresas, deberán superar un millón de euros de activos, dos millones de euros de cifra de negocio, o 300.000 de recursos propios.

También serán inversores cualificados, y no tendrán límite inversor las personas físicas o jurídicas cuyos niveles de renta superen los 50.000 euros al año o tengan un patrimonio superior a 100.000 euros

Otro de los aspectos que aborda el Proyecto de Ley Financiera es el techo de capitalización de 500 millones de euros para operar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), límite que servirá para evitar que se repitan casos como el de Gowex.


La patronal Cepyme valoró positivamente, en términos generales, el citado proyecto de ley al considerar que mejorará la situación actual de las pymes en sus relaciones con las entidades bancarias, además de fortalecer vías de financiación alternativas. La Confederación Española de Comercio también expresó ayer su satisfacción con la ley.


El Gobierno bonificará con hasta 1.800 euros la contratación de jóvenes durante al menos 6 meses

El Consejo de Ministros ha aprobado una nueva medida laboral cuyo objetivo es que los menores de 25 que no trabajan ni estudian reciban una oferta de empleo, de educación, de formación de aprendiz o de prácticas.

Los jóvenes deberán darse de alta en un registro único en el que trabajarán todas las administraciones. Unas 840.000 personas se beneficiarán de esta medida.

Esta ‘tarifa joven’, en vigor hasta el 30 de junio de 2016, será compatible con el resto de incentivos, siempre que el importe mensual a cotizar por la empresa o el trabajador autónomo no sea negativo. Además, la empresa deberá mantener al joven trabajador al menos seis meses desde el inicio de la relación laboral. Si lo despide antes, deberá reintegrar la bonificación.

Asimismo, las empresas que hagan uso de esta bonificación estarán obligadas a incrementar con la nueva contratación tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total, y mantenerlo durante todo el periodo de disfrute de la bonificación.

En el supuesto de que la contratación sea a tiempo parcial, la jornada alcanzará como mínimo el 50% de la correspondiente a la de un trabajador a tiempo completo comparable, aplicándose una bonificación de entre 150 y 225 euros para este supuesto en función de la jornada de trabajo.

La aplicación de la bonificación por parte de cada empresa sólo se producirá una única vez por cada uno de los beneficiarios del sistema nacional de garantía juvenil que sea contratado, con independencia del periodo de la bonificación disfrutado por la empresa por dicho trabajador.

Fuente:  ELMUNDO