CIRCULAR INFORMATIVA Ci10 SOBRE NUEVOS SUPUESTOS DE INVERSION DEL SUJETO PASIVO EN EL IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO. TRATAMIENTO DE LAS EJECUCIONES DE OBRA DE CARÁCTER INMOBILIARIO

La  Ley 7/2012 de prevención y lucha contra el fraude (publicada en el BOE 30/10/2012) y que entró en vigor el día 31 de octubre de 2012, contempla tres nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo:

-          en las entregas de bienes inmuebles cuando se renuncie a la exención prevista en el artículo 20.Uno.20º y 22º de la Ley del IVA.

-          en las entregas efectuadas en ejecución de la garantía constituida sobre los bienes inmuebles (operaciones de dación en pago).

-          en las ejecuciones de obras inmobiliarias.

La inversión del sujeto pasivo, en esencia, supone que quien realiza la operación factura sin repercusión del IVA y obliga al receptor de esa factura a autorepercutirse el impuesto, ingresando la cuota, a la vez, que tiene derecho, en su caso, a su deducción.

Dada la especial transcendencia del nuevo supuesto de inversión del sujeto pasivo en las ejecuciones de obra inmobiliarias, le indicamos lo siguiente:

Se adjunta el texto entero en el fichero adjunto: Ci10 inversion iva obra

Recibid un cordial saludo

Leandro Duart Alepuz

Economista. Asesor Fiscal

Recuperación del IVA por créditos incobrables

El RD-Ley 6/2010 ha flexibilizado los requisitos y acortado los plazos para RECUPERAR EL IVA en el caso de CRÉDITOS INCOBRABLES.

Para poder recuperar el IVA de las facturas total o parcialmente incobrables expedidas a clientes no declarados en concurso de acreedores, hasta ahora, el sujeto pasivo tenía que haber instado su cobro mediante reclamación judicial al deudor, y desde 14-04-2010 también es posible mediante un requerimiento notarial.

En caso de créditos adeudados por Entes públicos, la reclamación judicial o requerimiento notarial anterior se sustituirá por una certificación expedida por el órgano competente del Ente público deudor de acuerdo con el informe del Interventor o Tesorero de aquél en el que conste el reconocimiento de la obligación a cargo del mismo y su cuantía.

Es decir, para poder considerar un crédito como total o parcialmente incobrable, además de cumplir con el resto de condiciones, es necesario que hayan transcurrido 12 meses desde el devengo del Impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito.

Desde 14-04-2010, las empresas cuyo volumen de operaciones del año natural inmediato anterior no hubiese excedido de 6.010.121,04 €, dispondrán de 6 meses a contar desde el devengo del impuesto repercutido para instar el cobro a los deudores, mediante requerimiento notarial o reclamación judicial.

Finalizado el plazo de 12 meses o de 6 meses, según el volumen de operaciones del año anterior, y habiendo cumplido todos los requisitos, dispondrán, como hasta ahora, del plazo de 3 meses para modificar la base imponible mediante la expedición y remisión de la factura rectificativa en la que se rectifique o, en su caso, se anule la cuota repercutida.
En el plazo de 1 mes a contar desde la fecha de la factura rectificativa hay que comunicar a la AEAT la citada modificación, tal y como se establece reglamentariamente (Art.24 Reglamento IVA).